Press "Enter" to skip to content

El flujo incesante de pateras no cesa

Compartir con

Dos nuevas embarcaciones con inmigrantes irregulares a bordo llegaron en el primer día del nuevo año a las costas canarias, de manera que 2020 comenzó con situación similar a la vivida en los días finales de 2019, cuando se constató una notable afluencia de pateras en las islas. Entre ambos permitieron el desembarco de más de 60 viajeros.

Una primera patera llegó durante la mañana, sobre las 9.30 horas, a Lanzarote. Más en concreto fue interceptada la barquilla en la playa de Famara, con 29 ocupantes, todos ellos varones si bien en los primeros momentos se llegó a decir que eran 30. Varios de ellos dijeron ser menores de edad, según información facilitada a los medios por el Consorcio Insular de Emergencias y Seguridad de Lanzarote y La Graciosa, entidad que para dar asistencia a los viajeros contó con respaldo del Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad del Gobierno de Canarias.

Sobre la arena de la misma playa se montó un dispositivo de asistencia, con implicación de personal de Guardia Civil, Cruz Roja, Policía Local de Teguise, Servicio de Urgencias Canario (SUC) y Emerlan. Se comprobó que todos los viajeros, varios de ellos menores de edad, gozaban de aparente buen estado de salud; si bien uno de ellos tuvo que ser evacuado al Hospital Doctor José Molina Orosa, aquejado de hipotermia de carácter leve.

Ya entrada la tarde, sobre las 17.00 horas, se tuvo constancia de la llegada de una lancha neumática a costa de La Graciosa, con más de 30 ocupantes, quienes en su gran mayoría se dieron a la fuga en cuanto pudieron poner pie en tierra, en Playa Lambra. El dispositivo de búsqueda articulado durante la tarde-noche permitió dar con 20 viajeros, también en este caso con presencia de algunos menores; si bien durante la noche se confiaba en localizar al resto de los ocupantes de la zódiac.

Al menos hubo que prestar especial asistencia a media decena de viajeros, por episodios de hipotermia y quemaduras, dijo Enrique Espinosa, portavoz del Consorcio Insular de Emergencias y Seguridad de Lanzarote y La Graciosa. Fueron asistidos en dependencias médicas de Caleta de Sebo, quedando a expensas del traslado por vía marítima hasta Lanzarote, para quedar bajo responsabilidad de la Policía Nacional.

Noticia vía: Canarias 7