Press "Enter" to skip to content

Guindos presiona a la banca para reducir gastos y que pueda haber más fusiones

Compartir con

El BCE, que considera que hay un exceso de capacidad bancaria, también insta a Bruselas a impulsar una política fiscal común en el conjunto de la UE.

Luis de Guindos, vicepresidente del Banco Central Europeo, presiona a las entidades financieras para elevar su poca rentabilidad mediante más recortes en su gasto, una medida que contribuirá a impulsar nuevas operaciones corporativas y que reducirá el actual exceso de capacidad bancaria en el conjunto de la Unión Europea.

En opinión del número dos de Fráncfort, existe una necesidad de consolidación en Europa que no puede verse satisfecha en el momento actual por culpa del poco valor en el mercado de las entidades financieras. ¿El motivo? Según ha explicado Guindos, la baja cotización de los bancos y su escasa rentabilidad -por debajo del coste del capital- son un «impedimento» a la hora de acometer las ampliaciones de capital que necesitarían realizar para fusionarse.

El ex ministro de Economía reconoce que la política monetaria que impone el BCE tiene efectos negativos sobre la banca, pero ha subrayado la elevada ratio de eficiencia (que mide la relación entre ingresos y gastos y que es mejor cuanto más baja) del sector. Por ello, para elevar la baja rentabilidad en un entorno de bajos tipos de interés y que pueda haber fusiones, insta a las entidades a realizar nuevos recortes en el gasto,

En este sentido, Guindos ha subrayado que, si bien los efectos secundarios de la política monetaria del BCE representan una cuestión importante, la posición del banco central ha significado una importante, si no la única, contribución a la recuperación de eurozona.

En otro orden de cosas, y una vez que el Banco Central Europeo ha agotado prácticamente toda su artillería, la institución monetaria presiona a Bruselas para elevar el gasto público a nivel comunitario e impulsar la deprimida actividad económica de la Unión Europea. Así se desprende de las palabras pronunciadas por Luis de Guindos, número dos en Fráncfort, durante una conferencia organizada este jueves en Madrid.

“Las reglas diseñadas exclusivamente a nivel nacional, o incluso las reglas que coordinan la política fiscal entre los países, no son suficientes por sí mismas”, ha señalado Guindos apenas unas semanas después de que el BCE haya aplicado un nuevo recorte de los tipos de interés y haya reactivado su paquete de estímulos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *