Press "Enter" to skip to content

La Manada defiende su inocencia en los abusos en Pozoblanco y se niega a declarar

Compartir con

Los cuatro miembros de La Manada que están siendo juzgados por abusos sexuales a una joven en Pozoblanco (Córdoba) se han declarado inocentes en la primera jornada de la vista oral y se han acogido a su derecho a no responder a las preguntas de ninguna de las partes —Fiscalía, acusación particular y acusación popular, ejercida por la Asociación Clara Campoamor—, incluida su propia defensa.

La validez de los dos vídeos que grabaron el pasado 1 de mayo de 2016, en los que se les ve tocando los pechos y besando a la víctima, y que después compartieron en dos grupos de WhatsApp, ha centrado buena parte de la primera sesión, este lunes.

El abogado de los acusados ha pedido la nulidad de las grabaciones por haberse obtenido en el marco de la instrucción de la agresión sexual de los sanfermines de 2016 y la suspensión del juicio hasta que el juez decida.

Las acusaciones se han opuesto por entender que el consentimiento que otorgaron los jóvenes cuando entregaron voluntariamente sus móviles durante la investigación de la violación de Pamplona está por encima de cualquier autorización judicial expresa.

El juez ha determinado que se manifestará sobre la validez de los vídeos como prueba en sentencia y no antes.

El Supremo concluye que La Manada actuó “con pleno conocimiento” de que la víctima no consintió.

El magistrado entiende que los vídeos «son una prueba determinante, pero no la única», y ha reclamado margen para dilucidar entre las principales tesis si existió una investigación prospectiva es decir, sobre hechos anteriores y no directamente vinculados a los de la indagación en curso, y sobre el alcance y significado del consentimiento sobre la cesión de derechos fundamentales como el de la intimidad.

«El tribunal se siente incapaz de poder entrar a rebatir a favor o en contra de las tesis de ambas partes», ha señalado el titular del Juzgado Número 1 de Córdoba, Luis Santos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *