Press "Enter" to skip to content

Pedro Sánchez inicia los contactos con Torra

Last updated on 18 diciembre, 2019

Compartir con

El presidente en funciones expresa su “deseo de que esta sea “la legislatura del diálogo” y se pueda “reducir la tensión terrtutorial.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el president de la Generalitat, Quim Torra, han hablado por teléfono este martes. Según fuentes del Ejecutivo catalán, la llamada se ha producido a partir de las 09:19 horas y se ha prolongado durante 15 minutos.

Además, en la conversación Torra ha emplazado a Sánchez a reunirse y este “se ha mostrado dispuesto a hacerlo lo antes posible”, según el Govern. Pero desde Moncloa han matizado esta pretensión asegurando que el presidente en funciones se ha mostrado dispuesto a reunirse con el presidente catalán “cuando haya un gobierno”, tal y “como hará con el resto de los presidentes y presidentas autonómicos”.

Fuentes de Presidència destacan que Sánchez ha vuelto a reconocer la naturaleza política del conflicto, como ya hizo en la primera reunión en Moncloa, mientras que el presidente catalán le ha expuesto que la solución del conflicto pasa por el ejercicio del derecho de autodeterminación y el “fin de la represión”, así como la libertad de los presos políticos.

El presidente en funciones ha vuelto a reconocer la naturaleza política del conflicto, como ya hizo en la primera reunión en Moncloa, según el Govern

Junto a estas consideraciones, el jefe del Ejecutivo catalán ha recordado al del Ejecutivo central “la dureza de su campaña contra el independentismo”, a lo que Sánchez “ha reconocido que hay que avanzar”. De la misma forma, Torra también se ha quejado de la “falta de cortesía institucional” de Sánchez por no atender sus llamadas.

Desde Moncloa han dado luego su versión de la conversación entre ambos, destacando en primer lugar que “ha discurrido con normalidad institucional” y que ha durado 15 minutos. Pero ha dado una versión diferente sobre la petición del president para celebrar una reunión. Mientras desde Presidència han asegurado que Sánchez se ha mostrado decidido a celebrarla “cuanto antes”, desde el Gobierno han señalado que el presidente en funciones “no tendrá problemas en realizarla cuando haya un gobierno y arranque la legislatura, como hará con el resto de los presidentes y presidentas autonómicos”.

Torra ha afeado a Sánchez “la dureza de su campaña contra el independentismo” y su “falta de cortesía institucional” por no atender sus llamadas. Sánchez “ha reconocido que hay que avanzar”

En la llamada, Sánchez le habría mostrado su “deseo de que la legislatura que se inicie” y esta sea “la legislatura del diálogo” y así se pueda “reducir la tensión territorial”. Así, ha expresado su voluntad de conseguir un gobierno cuanto antes que “permita dar estabilidad y encarar políticamente la situación en Catalunya”.

Aunque Sánchez le ha dicho a Torra que se necesitará tiempo, le ha comentado que “el diálogo y la consecución de un gobierno y unos presupuestos harán posible abordar cuestiones clave” para los catalanes, como la sanidad, la educación, las infraestructuras y los transportes, la dependencia o la industria.

“El diálogo y la consecución de un gobierno y unos presupuestos harán posible abordar cuestiones clave” para los catalanes, según Sánchez

Sánchez ha replicado las reivindicaciones sobre la autodeterminación y la libertad de los políticos presos recordando “la independencia de la justicia” y que “estamos en un Estado Social y Democrático de Derecho”, y que su voluntad es encontrar “una respuesta a esta crisis política”.

El contacto entre ambos dirigentes se retoma meses después, cuando el primero ha llamado al segundo, a las 9:15 horas, justo después de que se reuniera el gabinete se seguimiento en el Palau de la Generalitat para analizar el dispositivo para la celebración del partido de Liga entre el Barça y el Madrid, y antes de que el jefe del Ejecutivo catalán acuda a la reunión semanal del Consell Executiu.

La cita telefónica se produce después de una serie de contactos entre ambas oficinas para tratar de encontrar un hueco. Fuentes de Presidència informaron de que el ofrecimiento del Govern de hablar a las 8:00 horas era inviable, puesto que Sánchez no podía a esa hora y, según dicta el protocolo, antes de llamar a Torra debía hablar con el lehendakari Íñigo Urkullu. Por su parte, Torra tenía programada una reunión a las 8:30 horas y a las 9:30 está marcado el inicio del cónclave gubernamental semanal. Finalmente, ambas partes han encontrado un hueco sobre las 9:15 horas.

El presidente y Urkullu han hablado 15 minutos sobre gobernabilidad, modelo de Estado y el calendario de transferencias pendientes en el Estatuto vasco

Sánchez ha llamado por tanto primero a Urkullu, con quien ha hablado durante 15 minutos sobre gobernabilidad y modelo de Estado, según han informado fuentes del Gobierno Vasco. Desde Moncloa han comunicado que el presidente ha transmitido al lehendakari que espera que esta sea la legislatura del diálogo territorial y que no haya unas terceras elecciones. Sánchez ha dicho a Urkullu que está dispuesto a completar el calendario de transferencias pendientes en el Estatuto vasco y, sobre su renovación, le ha transmitido que apuesta por la vía del PSE como “oportunidad para unir a la ciudadanía casca y establecer el marco político que permita a Euskadi afrontar los desafíos del siglo XXI”.

Después de hablar con Torra, el presidente en funciones ha descalogado el teléfono para hablar con el presidente de Galicia, el popular Alberto Núñez Feijóo, que se ha mostrado crítico en las últimas jornadas con estas llamadas.

La ronda de llamadas de Sánchez se enmarcan, según Moncloa, en una voluntad de consenso y en poner sobre la mesa las necesidades, problemas y soluciones que requieren los distintos gobiernos autonómicos, las provincias y sus municipios. Las mismas fuentes señalan que el objetivo de Sánchez es “gobernar desde valores progresistas y con el deseo de construir grandes consensos con las fuerzas políticas y con los máximos responsables de las Comunidades Autónomas.

La idea de entablar una ronda de llamadas con motivo de la investidura fue anunciada por el propio Sánchez el pasado miércoles, tras recibir el encargo del Rey

La llamada entre Sánchez y Torra ha estado envuelta en polémica desde que la anunciara Sánchez la semana pasada. La idea de entablar una ronda de llamadas con motivo de la investidura fue anunciada por el propio Sánchez el pasado miércoles, tras recibir el encargo del Rey para tratar de ser investido. Se trataba de atender a una petición expresa de ERC para facilitar las negociaciones de la investidura, según han admitido fuentes de republicanos y socialistas. Sin embargo, la pretensión del presidente en funciones fue descalificada por Torra al día siguiente, por considerar que se trata de un gesto “vacío y estéril”.

Torra alegó que ahora que “el problema no es una llamada”, aunque en su momento usó la descortesía de Sánchez para arremeter contra la falta de respeto institucional del presidente en funciones recriminar una escasa voluntad de atender el “conflicto político”. Para el president, “lo que hace falta es respeto institucional, bilateralidad”.

Sánchez afeó al presidente catalán que criticara el diálogo que tanto demanda

Por eso, desde Presidència reclamaron un “reconocimiento de los sujetos políticos” y la necesidad de que por parte del Gobierno se emita una “propuesta democrática para dar salida a la autodeterminación y el fin de la represión”. El president considera necesario “que todo el mundo esté a la altura del momento político” y encare el conflicto “con valentía y coraje”, y “no con gestos vacíos y estériles”.

La reacción de Torra hizo que Sánchez se mostrara molesto. El pasado viernes, desde Bruselas, confirmó que iniciaría las llamadas este martes y afeaba al presidente catalán que criticara el diálogo que tanto demanda. El hecho es que Sánchez se negó a atender las sucesivas llamadas que le hizo Torra la semana posterior a la sentencia del juicio del ‘procés’, en plena precampaña para las elecciones del 10-N.

Adriana Lastra retoma hoy los contactos con los grupos, entre ellos con ERC

Junto a la llamada de este martes, la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, retomará este martes los contactos con los grupos parlamentarios, en concreto con Más País, ERC, EH Bildu, JxCat y la CUP. Estos contactos se producen después de que el presidente se reuniera con los líderes del PP y Ciudadanos, en dos breves encuentros que han vuelto a poner de manifiesto el rechazo de estas formaciones a un gobierno de Sánchez.

Lastra tiene en su agenda para hoy cinco entrevistas programadas, entre ellas una con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián. Este encuentro será el cuarto conocido entre el PSOE y los republicanos con el objetivo de acometer la investidura.

La última reunión tuvo lugar en Barcelona el pasado martes y de ella surgió un comunicado conjunto en el que se expresó que ambas partes constataban avances “para encauzar el conflicto político” de Catalunya y, en concreto, “en la definición de los instrumentos necesarios para encauzar” dicho conflicto.

Noticia: La Vanguardia