Press "Enter" to skip to content

Subidón de Vox y el bloqueo persiste

Compartir con

El PSOE resiste y gana (118-128 escaños), aunque algo a la baja. El PP crece, y lo hace significativamente (81-90 actas), pero se ve frenado por Vox. La formación de Santiago Abascal se encarama a la tercera plaza y experimenta un auge espectacular, hasta poder alcanzar incluso los 42-50 diputados.

Ciudadanos se desploma hasta acabar con 19-24 escaños (en las elecciones del 28-A obtuvo 57). Unidas Podemos cae (29-34), pero aguanta bien el tirón de la escisión de Más País (4), y el nacionalismo y el separatismo volverán a ser clave para la gobernabilidad.

El nuevo Congreso será mucho más complicado de gestionar que el que arrojaron las urnas del 28 de abril, con los dos bloques, izquierda y derecha, más igualados que entonces. Una suma transversal también se hace más difícil, porque socialistas y naranjas ya no alcanzarían la mayoría absoluta, y si Pedro Sánchez no quiere depender de las formaciones soberanistas, no le quedaría más remedio que conseguir la abstención de los populares para continuar al frente del Ejecutivo.

Esos son, a grandes rasgos, los principales datos de la encuesta preelectoral de IMOP Insights para El Confidencial, un sondeo realizado entre el 29 de octubre y el 2 de noviembre a partir de 1.639 entrevistas telefónicas. Se recoge así el impacto de la sentencia del ‘procés’, los disturbios violentos en Cataluña y la exhumación de Francisco Franco, los eventos informativos que han marcado el mes pasado.

El estudio muestra que los comicios del próximo domingo no resolverán por sí solos el bloqueo político, y también que el propósito de Pedro Sánchez de salir reforzado en las urnas no se cumpliría. También prueba que la participación sería mucho más baja que la registrada a las 20:00 el pasado 28-A: del 75,75% se encogería al 68%, que de confirmarse podría ser la más reducida de la democracia, por debajo del 68,04% de 1979. No se sabrá cómo influirán los últimos eventos de campaña porque a partir del martes no podrán publicarse más encuestas.

Los socialistas vencen, igual que en abril, pero retrocederían ligeramente. Cederían siete décimas: desde el 28,67% conquistado en las últimas generales al 28% que le estima IMOP Insights. Convertido ese 28% en escaños, supondría que el PSOE sentaría a entre 118 y 128 diputados en el Congreso de la XIV Legislatura, aunque el número de escaños más probables es 122, uno menos de los 123 actuales.

Los socialistas, como ya han advertido otros sondeos, no solo no crecen, sino que experimentan una ligera caída en las expectativas de voto, al menos antes de que encarrilen la recta final de la campaña y, sobre todo, antes de que pase el hito decisivo del debate a cinco, que se emite en la noche de este lunes.

Dos serían los grandes beneficiados de la repetición electoral. Por un lado, el PP. Saltaría de 66 escaños, su peor resultado histórico, a entre 81 y 90, si bien son 84 asientos los más probables. Pablo Casado captaría el 19,6% de los sufragios, por el 16,69% del 28-A. Avanzaría 2,91 puntos, por tanto. No lograría, no obstante, superar dos umbrales psicológicos, el 20% de las papeletas y 100 parlamentarios.

La participación estimada es del 68%, que podría convertirse, de confirmarse, en la más baja desde las primeras elecciones democráticas de 1977

Si los populares no consiguen estirarse más es por el crecimiento importantísimo que experimenta Vox, la segunda formación que mejor digiere los segundos comicios. Recibiría el 13,9% de los votos, frente al 10,26% de abril. O sea, que gana 3,64 puntos, un 35,47% más.

La formación de ultraderecha se coloca en la tercera plaza del podio, un puesto que el 28-A ocupó Ciudadanos, que solo se quedó nueve actas por debajo del PP. Así, el partido de Abascal sentaría a entre 42 y 50 diputados, por los 24 actuales. 47 son los escaños más probables, más afianzados.

El PSOE gana (28,3%), el PP se acerca (20%) y Cs se hunde (10,7%)
Juanma Romero
Más País, solo en Madrid y Valencia
Cuartos fueron los morados y cuartos seguirán siendo, según esta encuesta. Unidas Podemos obtendría un 11,5% de las papeletas, por el 14,32% de abril. La caída de 2,82 puntos desde las últimas generales se traduce en una merma de escaños: de 42 a 29-34. El escenario más probable es que el grupo liderado por Pablo Iglesias se adjudique 32 asientos en el Parlamento.

UP bajaría a 29-34 escaños, pero aguantaría el tirón de la irrupción de Más País (4 actas), y Cs se convertiría en quinta fuerza, con un 10,1%

A la quinta plaza, la que antes ocupaba Vox, desciende ahora Ciudadanos, el gran perjudicado de esta segunda contienda de 2019. Su desplome es absoluto: del 15,86% de abril al 10,1% que el sondeo pronostica para el 10-N. Una caída de 5,76 puntos en menos de siete meses. Sus 57 escaños del 28-A serían hoy un umbral inalcanzable. La encuesta estima entre 19 y 24 actas, 21 en el escenario más probable. Es decir, 36 representantes menos. El mordisco es espectacular: es una merma del 63,16% de los escaños de las últimas generales. Casi dos tercios menos. El bajón en el número de sufragios hace que la formación de Albert Rivera tenga muchas dificultades para convertir papeletas en diputados en las provincias menos pobladas. Justo lo contrario de lo que le pasa a Vox, que rentabiliza mucho mejor que en abril sus apoyos.

Santiago Abascal, Albert Rivera y Pablo Casado, el pasado 12 de octubre, en el desfile por la Fiesta Nacional. (EFE)
Más País irrumpiría en el Congreso con un 3,3% de los sufragios, y entre tres y cinco parlamentarios, si bien son cuatro los escaños más probables (dos en Madrid y dos en la Comunidad Valenciana). La formación de Íñigo Errejón se confirma así como un partido puramente madrileño, con el aporte fundamental de Compromís, que obtuvo un diputado el 28-A, pero no lograría representación en ninguna otra circunscripción, por lo que su pretensión de no dañar las expectativas de la izquierda no se cumpliría. Además, si se suma el porcentaje estimado a Más País con el que podría obtener UP el 10-N, la cifra resultante, 14,8%, es muy semejante a la que lograron Podemos y sus confluencias hace casi siete meses.

Hasta otros diez partidos podrían tener sitio en el Congreso. En Cataluña, ERC sentaría a 14-16 diputados (tuvo 15 en las últimas generales), y Junts per Catalunya, a entre cinco y siete de los suyos (frente a los siete del 28-A). La CUP ingresaría por primera vez en el hemiciclo: se adjudicaría entre tres y cuatro actas.

El PNV repetiría sus seis escaños o ganaría uno más, mientras que EH Bildu podría confirmar sus cuatro representantes o perder uno.

Noticia: El Confidencial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *