Press "Enter" to skip to content

Tenerife resiste la quiebra de Thomas Cook

Compartir con

La caída del sector en las Islas se nota ya con fuerza en Fuerteventura y Gran Canaria. La compañía Eurowings oferta 30.000 plazas más en verano para volar desde el país germano

No tanto el propio desarrollo de la muestra internacional de turismo londinense, que en líneas generales transcurre incluso mejor de lo que cabía pensar hace tan solo un mes.

Es la propia caída de la industria alojativa la que no se reparte de manera homogénea. Tenerife y Lanzarote digieren mejor el trago; a Gran Canaria y Fuerteventura, mucho más expuestas a un mercado alemán que vive horas bajas, se les complica la deglución.

En el último tramo de septiembre quebró un operador gigante como Thomas Cook, de gran importancia para el Archipiélago. Para entonces, existía también la posibilidad cierta de una salida desordenada y poco amistosa del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

La metáfora de Marichal

El presidente de la patronal alojativa de la provincia tinerfeña (Ashotel), Jorge Marichal, utilizó ayer una metáfora para relatar los sucesos de prácticamente los dos últimos años, desde que las cifras de llegadas comenzaron a amainar.

«Veníamos pensando en un aterrizaje suave y nos encontramos con un motor cascado, que es el brexit. Cuando llegó el momento de iniciar la maniobra para tomar tierra, se rompió el otro motor, Thomas Cook; nos temimos lo peor, pero nos hemos dado cuenta de que el avión planea».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *