Press "Enter" to skip to content

Xabi Alonso, absuelto de delito fiscal

Compartir con

La sección 30 de la Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto al ex futbolista de Real Madrid, Liverpool y Real Sociedad Xabi Alonso, según ha podido confirmar EL MUNDO, de los tres presuntos delitos fiscales que se le imputaban por, supuestamente, ocultar a la Agencia Tributaria ingresos a través de una sociedad en Madeira (Portugal).

Alonso, a quien se le llegaban a pedir cinco años de cárcel y una multa de cuatro millones al principio del procedimiento en la Audiencia Provincial -al final del juicio la petición de Fiscalía bajó a dos años y medio-, ha sido hasta el momento el único de los futbolistas profesionales españoles que se ha negado a acordar con la Hacienda española el pago de una cantidad a cambio de la retirada de las imputaciones, y quiso ir hasta el final, seguro de que no había cometido delito alguno.

Así, no tuvo empacho en hacer el paseíllo y sentarse en el banquillo de los acusados, para declarar que había constituido la sociedad investigada bajo la dirección contable de su asesor, Iván Zaldúa, también absuelto completamente de los hechos que se les imputaban.

«He sido transparente y claro, siempre he entregado todos los documentos y nunca he ocultado nada en el impuesto de mi patrimonio ni en la declaración de la renta pues entendía que estaba bien hecho», dijo en el juicio Alonso, que explicó que depositaba para ello toda la confianza en su asesor fiscal

La Audiencia Provincial les da ahora la razón, después de que la causa contra ellos sufriera varios parones y acelerones en la Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid.

De hecho, el ‘Caso Xabi Alonso’ llegó a generar un conflicto en la propia Fiscalía de Delitos Económicos al principio: los fiscales de Madrid no veían indicio de delito y llegaron a notificarle a los abogados de Alonso que desistían de acusar, y posteriormente tuvieron que reabrir la causa, como publicó EL MUNDO, por presiones directas de la Fiscalía General del Estado, entonces dirigida por Consuelo Madrigal.

La investigación sobre varios jugadores del Fútbol Club Barcelona estaba en aquella época en su apogeo -sustancialmente sobre Messi- y este diario pudo recoger de fuentes de la Fiscalía que Madrigal había hecho valer el carácter jerárquico del cuerpo para no dar la impresión de que el Ministerio Público hacía distinciones entre el Real Madrid, en el que había militado Alonso, y el Barcelona.

Así, y pese a la oposición frontal de varios fiscales dentro de la propia Fiscalía, el Ministerio Público y la abogada del Estado mantuvieron contra viento y marea sus acusaciones: que con el objetivo de eludir impuestos, el futbolista y sus asesores (Iván Zaldúa e Ignasi Maestre, también absuelto) constituyeron una sociedad en Madeira para que Alonso realizara una «aparente» cesión de derechos de imagen a la misma cuando aún residía en Liverpool, y que mantuvo la estructura durante los años siguientes, al menos hasta 2012, cuando ya era residente y contribuyente en España.

Añadieron además que el 1 de agosto de 2009, cuatro días antes de firmar con el Real Madrid, Alonso firmó el contrato de cesión de derechos de imagen con esa empresa, Kardzali, lo que para ellos constituía una simulación, tal como declararon las inspectoras de Hacienda, para eludir la tributación de los rendimientos obtenidos. La Audiencia sentencia ahora, en cambio, que dicha simulación jamás existió.

Noticia: El Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *